Israel, un país amenazado