Aznar dice que España necesita "un impulso nuevo y reformista heredero de los principios de Cádiz"

10/04/2012


"España necesita una gran política nacional concebida, escrita e interpretada en mayúsculas y no en minúsculas"

"España debe recuperar su vocación atlántica y sin aceptar la doble moral"

"Queremos para América Latina lo mismo que para España y para Europa. No disculparemos allí lo que condenamos aquí"

"La densidad de nuestra relación con América Latina es un indicador inequívoco de nuestra salud política como país"

"América Latina se atiene al paradigma de la democracia, la libertad y el crecimiento, aunque contraste con excepciones"

España se siente parte de América Latina, y eso exige un compromiso que "la Corona ha interpretado admirablemente"

"La Cumbre Iberoamericana debe servir para revitalizar un programa de cooperación gravemente descuidado"

"El nuevo Gobierno se ha puesto manos a la obra para recomponer activos esenciales. La tarea no será sencilla"

Informe FAES
No es un documento partidista sino político que pretende facilitar la "unión de los afines"

"No albergamos aspiración a ejercer de nada salvo de lo que somos: parte de un país que no es explicable sin América"

Cádiz, 10.04.12.- El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha asegurado que "España necesita una gran política nacional. Una política concebida, escrita e interpretada en mayúsculas y no en minúsculas. Un proyecto de ambiciones, esperanzas y esfuerzos comunes. Un impulso nuevo, renovador y reformista, heredero de los principios de Cádiz y fundamentado en tres pilares básicos: la Nación, la Constitución y la libertad". Y ha añadido: "La soberanía de una Nación que ni se diluye, ni se divide, ni se resigna ni se rinde. La grandeza de una Constitución que nos une y nos iguala. La libertad de unos ciudadanos que, conscientes de ser parte de una de las grandes naciones que la historia ha creado, quieren y aspiran a ser, otra vez, una de las mejores democracias del mundo".

Aznar ha hecho estas declaraciones durante la presentación del informe FAES "América Latina. Una agenda de libertad 2012" en el Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz, en la que también han intervenido el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; el diputado del PP y director del informe Miguel Ángel Cortés; la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y el secretario general de FAES, Javier Zarzalejos.

En el acto, Aznar ha señalado que "España debe recuperar su vocación atlántica, inconcebiblemente abandonada en los últimos años, y debe hacerlo sin aceptar la doble moral que algunos, desde Europa, han pretendido -y aún pretenden- aplicar en sus relaciones con América Latina". "Queremos para América Latina lo mismo que queremos para España y para Europa. No vamos a disculpar allí lo que condenamos aquí; no vamos a conformarnos allí con lo que no es suficiente aquí", ha manifestado. A su juicio, "la densidad de nuestra relación con América Latina es un indicador inequívoco de nuestra propia salud política como país y de la claridad de la visión que albergamos de la posición de España en el mundo".

GRANDES ACTIVOS
Aznar ha recordado que "durante años, los españoles hemos tenido tres grandes activos en América Latina". El primero, "un proceso de Transición democrática ampliamente reconocido como modélico e inspirador". En segundo lugar, "el proceso de integración europea, un proyecto de éxito sin parangón en la historia en el que España desempeñaba un papel activo y protagonista". Y, finalmente, "el éxito de las políticas seguidas en España desde 1996, que generaron empleo, crecimiento, oportunidades para todos y que convirtieron a España en el segundo inversor del mundo y el primero de Europa en América Latina y a las empresas españolas en un ejemplo de inversión y eficacia".

Aznar ha lamentado que "en los últimos años, en buena medida, estos activos se han erosionado". No obstante, ha puntualizado que "el nuevo Gobierno español se ha puesto ya manos a la obra para recomponer esos activos esenciales".

ESPAÑA, PARTE DE AMÉRICA LATINA
En su intervención en Cádiz, Aznar ha asegurado que "España se siente parte de América Latina. Porque lo es. Y esa pertenencia exige un compromiso serio, firme y responsable, como el que durante muchos años ha sabido tener. Un compromiso que, por cierto, la Corona ha interpretado siempre admirablemente". En este sentido, ha recordado que "será alrededor de la Corona donde se reunirá la Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar en esta misma ciudad dentro de unos meses. Una Cumbre que debe servir para revitalizar un programa de cooperación que ha sido gravemente descuidado en los últimos años a nivel ejecutivo".

DOCUMENTO POLÍTICO
"América Latina. Una agenda de libertad 2012" es una edición actualizada y ampliada del que, sobre la situación y el futuro de América Latina, FAES publicó en 2007. Aznar ha explicado que no es un documento partidista, pero sí un documento político porque tiene una pretensión política: "la de facilitar una unión políticamente eficiente alrededor de los principios de la democracia liberal. Eso es lo que denominamos "unión de los afines"".

El expresidente del Gobierno ha dicho que el informe "no es una propuesta desde España para América Latina. Es una propuesta hecha por latinoamericanos y españoles juntos para hacer posible el futuro común de una misma familia". En este sentido, ha subrayado que "no albergamos aspiración alguna a ejercer de nada salvo de lo que somos: parte de un país que no es explicable ni entendible sin América, como América no se explica ni se entiende sin España". Aznar ha afirmado, además, que "América Latina se atiene hoy al paradigma de la democracia, de la libertad y del crecimiento económico, aunque ese paradigma contraste con algunas excepciones".

Aznar ha adelantado que, como ya se hizo con el anterior, el informe será presentado a mandatarios y centros de pensamiento en muchos países iberoamericanos y en bastantes europeos, así como en Estados Unidos.

Lea aquí su discurso 
Otras intervenciones: Miguel Ángel Cortés | Teófila Martínez