julio 2009 Adiós a las becas  
Descarga gratuita

RESEÑAS

La nueva ocurrencia del ministro Ángel Gabilondo ?retribuir la permanencia de los peores alumnos en la ESO para que no abandonen el sistema educativo sin ningún título? raya lo esperpéntico. Los gobiernos socialistas han desvirtuado el significado y el fin de las becas de estudio. Lo que debería ser una fórmula para recompensar el esfuerzo de los mejores estudiantes se ha convertido, con la actual perversión igualitarista, en un sistema que premia a los mediocres o en una mera ayuda social a familias con niveles bajos de renta, independientemente del resultado académico. Los fines más loables de un buen sistema de becas ?incentivar el estudio, mejorar la calidad de la enseñanza o convertirse en un auténtico ascensor social? han desaparecido.

OTROS NÚMEROS DE CUADERNOS