septiembre 2008 Georgia: Kosovo pasa factura  
Descarga gratuita

RESEÑAS

La Unión Soviética desapareció de la escena internacional en unas pocas semanas del año 1991 y, con ella, el imperio territorial que bajo las consignas del marxismo-leninismo había sido creado en 1917. La Federación Rusa se tiene a sí misma por la heredera legítima y a todos los efectos de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, cuyo tránsito hacia la nada sigue siendo recordado con dolor y nostalgia por no pocos, y alienta esperanzas de recuperar lo perdido ?territorio e influencia? en la medida en que el tiempo y las oportunidades lo permitan. Sobre todo ahora, cuando la bonanza energética permite a los inquilinos del Kremlin un margen de maniobra impensable en el harapiento conglomerado en que había terminado por convertirse la segunda de las superpotencias.

OTROS NÚMEROS DE CUADERNOS