febrero 2008 La “cara dura” del socialismo español  
Descarga gratuita

RESEÑAS

Como si de un péndulo se tratara, el PSOE es un partido que oscila suspendido desde un punto fijo bajo la acción combinada de la gravedad y la inercia. Así, desde su fundación en 1879, el socialismo español se ha columpiado entre el radicalismo y el reformismo. En general, la variación puede explicarse en función de la coyuntura, necesidades y expectativas del partido. Cualquier movimiento, en uno u otro sentido, tiene su lógica interna.

OTROS NÚMEROS DE CUADERNOS