Taylor recomienda a España "introducir mayor grado de predictibilidad en las políticas gubernamentales"

07/04/2010

Taylor recomienda a España "introducir mayor grado de predictibilidad en las políticas gubernamentales"






/04.02.2010/
John B. Taylor, ex asesor económico del Gobierno de EEUU y experto en política monetaria, ha presentado hoy jueves, 4 de febrero, por medio de una videoconferencia desde la Universidad de Stanford, su libro Sin rumbo. En el acto de presentación de la obra de la editorial de FAES, Gota a Gota, Taylor ha responsabilizado de agravar la crisis económica a las intervenciones de algunos gobiernos, especialmente "en relación a su duración", en la que "tuvieron mucho que ver". A su juicio, "los tipos de interés demasiado bajos durante demasiado tiempo" fueron la causa "del auge y del colapso del sector de la construcción".

 

En relación a la situación de la economía española, el profesor de la Universidad de Standford ha recomendado "introducir mayor grado de predictibilidad en las políticas gubernamentales" para salir de la crisis, una receta que ha hecho extensible al caso de Grecia y Portugal.

 

En la presentación, en la que ha participado también Pedro Schwartz, prologuista del libro, Taylor se ha referido al caso de EE.UU. y ha desaconsejado la política anunciada recientemente por la Administración de Obama de gravar con un nuevo impuesto a la banca ya que éste "haría caer la actividad". Taylor ha recomendado "frenar el crecimiento del sector público", que en Estados Unidos ha pasado del 20 al 25 por ciento del PIB: "Era más razonable el 20 por ciento", ha explicado.

 

En Sin Rumbo, Taylor responde de forma clara y contundente a preguntas tales como por qué se produjo la crisis financiera, por qué se prolongó y por qué empeoró drásticamente más de un año después de haber comenzado; y apunta, además, a las actuaciones y las intervenciones públicas que se han ganado el dudoso honor de figurar en los primeros puestos de la lista de "culpables".

 

John B. Taylor es senior fellow en la Hoover Institution y titular de la cátedra Mary and Robert Raymond de Economía de la Universidad de Stanford. Como experto en política monetaria propuso en 1993 la "regla de Taylor", que proporciona una guía para fijar los tipos de interés a los bancos centrales. Fue miembro del Consejo de Asesores Económicos durante las Administraciones de Ford, Carter y George H. W. Bush; miembro del Panel de Asesores Económicos de la Oficina del Presupuesto del Congreso desde 1995 hasta 2001; y subsecretario del Tesoro para Asuntos Exteriores durante la primera Administración de George W. Bush.