McGann: "Los think tanks están a menudo a la vanguardia del desarrollo económico del mundo"

06/07/2010



Navacerrada (Madrid), 06.07.10.-
El director del programa sobre think tanks y sociedades civiles (TTCSP) de la Universidad de Pensilvania, James G. McGann, ha participado hoy martes, 6 de julio, en la segunda jornada del curso de Internacional del Campus FAES 2010. En su conferencia, "La importancia de los think tanks como fábricas de ideas", que ha contado con la presencia del presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, el investigador de la Universidad de Pensilvania ha asegurado que "los think tanks están a menudo a la vanguardia del desarrollo económico y político del mundo".

"En sociedades cerradas, uno de los primeros grupos que persiguen los estados es el de los think tanks", ha afirmado McGann. "Los estados están introduciendo legislación para limitar y restringir la actividad de los think tanks en Venezuela, China y Rusia", ha añadido.

Para el investigador norteamericano, ahora "estamos en un momento crítico en el que nos enfrentamos a importantes desafíos y los think tanks están en el negocio de ayudar" por lo que "deben centrarse en soluciones prácticas a problemas reales del mundo". "El mundo que nos rodea ha cambiado y nuestra forma de pensar tiene que cambiar", ha subrayado.

SUPERAR LA CRISIS
James G. McGann ha destacado que "el trabajo de los think tanks es importantísimo para hacer frente a la crisis en la que nos encontramos". A su modo de ver, "en Estados Unidos y en Europa vamos a tener que debatir ideas que la gente no quiere oír. No le vamos a decir a la gente cosas bonitas", ha explicado.

En este contexto, los laboratorios de ideas deben "cambiar las formas de pensar y desarrollar nuevos paradigmas". "Está demostrado el poder transformador y catalizador de las ideas en la política", ha apuntado McGann, quien ha subrayado además que "los think tanks son puentes entre el gobierno y los ciudadanos, son independientes y por ello el público se fía más de ellos".

"Los think tanks han sido creados como respuesta a importantes crisis nacionales e internacionales", ha manifestado McGann, pero para que sean eficaces "es fundamental no sólo desarrollar ideas sino que sepan comunicar esas ideas a los medios de comunicación, los ciudadanos y los responsables políticos", aunque, en el caso de estos últimos, el investigador ha reconocido que "no necesariamente están interesados en escuchar aquellas cosas que son necesarias desde el punto de vista político".

MENOR INFLUENCIA EN EUROPA
El especialista en think tanks de la Universidad de Pensilvania ha manifestado que, en el caso de Europa, los laboratorios de ideas cuentan con "menos recursos, menos independencia y menos influencia en el desarrollo de la política" en comparación con Estados Unidos. Estas organizaciones disfrutan, en Estados Unidos, de "un flujo continuo de relación con los gobiernos", mientras que en Europa "no tienen todas las facultades para moverse entre medios de comunicación".

En el capítulo de los recursos, McGann ha ejemplificado las diferencias entre think tanks europeos y norteamericanos de acuerdo al presupuesto de algunos de los principales organismos de este tipo: "En Estados Unidos hay 12 think tanks con un presupuesto superior a 20 millones de dólares. En Europa sólo hay uno", ha afirmado.

Antes de concluir, McGann ha elogiado el trabajo de FAES, cuyo Campus "lleva años trabajando para hacer llegar sus ideas", algo fundamental dado que, a su juicio, este proceso "requiere tiempo". "Los think tanks tienen que ser muy efectivos como impulsores de ideas" ya que éstos "tienen una capacidad concentrada para difundirlas y para actuar como una cámara de compensación de información con los medios de comunicación y los ciudadanos".

La Fundación FAES ocupa el puesto 32 en el ranking de los think tanks más importantes del mundo (excluidos los norteamericanos), según el informe que elabora la Universidad de Pensilvania y que dirige el propio McGann. La fundación presidida por José María Aznar ha avanzado 12 posiciones con respecto al estudio del año anterior y se ha consolidado como primer think tank español.