Copé: "Estamos pagando muy caro el no haber tenido una gobernanza económica sólida"

04/07/2011



Navacerrada (Madrid), 04.07.11.-
El secretario general de la UMP de Nicolas Sarkozy, Jean-François Copé, ha dicho que Europa "está pagando muy caro el no haber tenido una gobernanza económica sólida" y que el rescate financiero a Grecia es "capital" para la Unión. "Es el envite de esta nueva gobernanza política", ha afirmado. "Sea cual sea el precio que tengamos que pagar, tenemos que ayudar a Grecia; si no será como un juego de dominó. Si dejamos a Grecia todos caerán detrás: España, Italia y Francia, que no es tan ejemplar", ha advertido.

El político francés ha hecho estas declaraciones hoy, lunes 4 de julio, en la primera jornada del curso de política internacional del Campus FAES. Durante su ponencia, Copé ha reconocido que se han cometido errores y que "se necesitaban criterios mucho más estrictos y hemos pecado por falta de vigilancia". "Cuando Grecia invertía e invertía en los Juegos Olímpicos todo el mundo pensaba que era maravilloso y romántico, pero no nos dábamos cuenta de que ese país no podía pagarse esas inversiones", ha recordado.

ESTRATEGIA CLARA
En su intervención, Copé ha apelado a "un gobierno europeo con legitimidad de sufragio universal, que pueda hablar en nombre de Europa ante las demás regiones del mundo con una estrategia clara a cerca de los temas importante". El secretario general de la UMP se ha referido a esta cuestión como "nuestro tema para las décadas siguientes" y, a pesar de que ha reconocido que se trata de "un ejercicio difícil, porque supone pedir a jefes de Estado y de Gobierno elegidos que cedan parte de sus poderes", se ha mostrado "convencido que llegaremos algún día a este punto".

Para Copé, "la prioridad es hacer todo para consolidar Europa como espacio de prosperidad, de crecimiento y de solidaridad, pero sobre todo un espacio de paz". "Nuestra primera misión es consolidar Europa sea cuales sean los avatares del momento, los accidentes coyunturales o las tensiones que pudiera haber", ha afirmado.

Para ello ha pedido "una Europa políticamente integrada, con una gobernanza bien asumida", y ha llamado a "conservar la identidad nacional viendo la perspectiva local con perspectiva global, que es lo interesante en el compromiso político".

BAZAS EXTRAORDINARIAS
Copé ha subrayado la "necesidad imprescindible" de una Europa fuerte que sirva de contrapeso a la hegemonía de Estados Unidos y China. "La globalización es un hecho, no merece la pena cuestionarla, pero Europa tiene bazas extraordinarias y no hay que tener miedo a pedir una Europa fuerte. Es el único sistema para evitar que únicamente Estados Unidos y China organicen el mundo del mañana", ha explicado.

Para revertir esta situación el secretario general de la UMP ha lanzado una batería de propuestas para el fortalecimiento de Europa y como antídoto contra las reservas habituales de los ciudadanos hacia su funcionamiento, que ha señalado son "la burocracia y la incapacidad para encontrar un buen equilibro entre las decisiones de Bruselas, las de los Estados y las locales".

"En el día a día la gente solo ve a Europa como fuente de problemas y dificultades", ha lamentado Copé, que ha comenzado por apelar a la importancia del euro. "Demos gracias a Dios cada día por tener el euro. Quienes abogan por volver a las monedas nacionales juegan con fuego. Si volviésemos a ellas los tipos de interés pasarían del 2 al 15 por ciento con la ruina inmediata de todos los que tienen sueldos fijos y de las empresas exportadoras", ha advertido, si bien ha manifestado que se han de "construir nuevas herramientas de crecimiento compartido".

COMISARIADO DE INMIGRACI?"N
Copé, que ha censurado las regularizaciones masivas hechas en España, ha abogado asimismo por la creación de un Comisariado europeo de Inmigración y porque el tema sea objeto de debate en las reuniones del G-20. Como complemento, ha animado a "impulsar la circulación de las personas en positivo, que son los estudiantes y los intercambios que están construyendo la Europa del futuro". "La Europa de las dos velocidades es la de los que salen de sus fronteras y los que no; los que salen son europeos y los que no son sólo nacionales, con todo lo que implica", ha dicho.

La intervención de Copé ha sido presentada por el secretario general del Partido Popular Europeo, Antonio López-Istúriz, que ha apuntado que, mientras "el socialismo en Europa se identifica con gestiones irresponsables y tentaciones de gasto incontenido", el Partido Popular Europeo ofrece una "alternativa de reformas estructurales para la creación de empleo basada en la responsabilidad social, competencia económica y cooperación internacional".