El reto de la Primavera Árabe

04/07/2011

Guy Sorman: “El mundo árabe –con pequeñas excepciones de determinados sectores de la sociedad– ha estado al margen del desarrollo económico debido a ‘la larga divergencia’ que lo ha separado del mundo occidental durante muchos siglos porque quería mantener sus antiguas instituciones económicas y no adaptarlas a los nuevos modelos económicos”

“Los dirigentes de Egipto no entendieron que el secreto del progreso de Occidente no eran ni la ciencia ni la tecnología, sino el respeto a la ley y al Estado de derecho”

“La democracia en el mundo árabe y musulmán es posible porque no es una experiencia nueva sino la restauración de un modelo antiguo. Pero sólo será duradera si se pone fin al ‘capitalismo de amigos’, lo que favorecerá el crecimiento económico y la creación de empleo”

“Europa puede ayudar mucho al mundo árabe y musulmán ya que la Unión Europea no se define sólo por su geografía sino también por sus valores”

Jan Surotchak: “Hemos aprendido que las causas de las revueltas en el mundo árabe han sido principalmente económicas, sobre todo el bajo nivel de ingresos y las elevadas cifras de paro. Por lo tanto, el éxito o fracaso de las protestas dependerán del futuro modelo de sus economías”

“Muchos critican las elevadas expectativas de los egipcios tras las revueltas: el reto de la democracia es muy difícil de alcanzar y hay demasiados partidos sin experiencia precedente. Pero es significativo que, durante las primeras elecciones libres españolas, se presentaran 69 partidos y, en Egipto, hoy existen más de 70 partidos que, sin el peso del régimen, se sienten por fin libres de expresar sus opiniones”

“El mundo árabe tiene una necesidad gigantesca de experiencias: en este sentido el Partido Popular puede ser un modelo excepcional para ayudar a las fuerzas conservadoras en la defensa de los valores, la familia y los derechos de los individuos”

Assia Bensalah Alaoui: “La nueva Constitución de Marruecos representa una nueva etapa de democratización tras un camino de reformas que se emprendió hace ya diez años”

“En Marruecos están floreciendo numerosos consejos políticos que demuestran que la gobernanza y la democracia participativa son una preocupación fundamental. El verdadero reto de la nueva Constitución marroquí es la de asegurar el nacimiento de un Parlamento con credibilidad que logre revitalizar la vida política”

“La UE debe funcionar como catalizador de reformas: Marruecos tiene los instrumentos y la estabilidad necesaria para enfrentarse a las incertidumbres del futuro”

Tarek El-Malt: “Todas las personas que se reunieron en Plaza Tahrir sintieron que el cambio estaba a su alcance; todos estaban de acuerdo en desear un Estado Civil, no uno militar ni teocrático; todos compartieron el sueño de hacer florecer de nuevo Egipto”

“La principal razón de los egipcios de protestar en las calles y participar en la revolución ha sido la lucha por la libertad, los derechos y la justicia social. No es cierto que las revueltas hayan tenido lugar sólo por la pobreza y el hambre: también se han podido ver miles de personas adineradas defendiendo estos mismos valores”

“En el futuro, soñamos con un Egipto distinto que sea miembro del G20. Es un sueño con cimientos porque sentimos que este Egipto es también nuestro, y no sólo del régimen”