El sábado 7 de septiembre, en el Foro Ambrosetti, en Cernobbio, Italia Aznar: “La iniciativa privada y la libre competencia deben ser los motores de crecimiento y empleo”

07/09/2013

    _ “La Unión Europea necesita un anclaje estratégico y revisar sus objetivos a largo plazo”, evitando el “excesivo cortoplacismo”

    _ “La Unión Bancaria; el acuerdo de libre comercio con EE.UU.; el mercado único y la política energética común deben ser pilares de la estrategia europea”

    _ Dice que dichos pilares ya son fruto de consensos entre los países miembros e invoca a la “voluntad política para implantarlos en toda su extensión”

    _ Letta, Van Rompuy, Lagarde y Trichet, entre los participantes en el Foro

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha intervenido el sábado 7 de septiembre, en la localidad italiana de Cernobbio, en la 39 edición del Foro Ambrosetti, donde ha señalado que “necesitamos economías saneadas con pocos y bajos impuestos en las que la iniciativa privada y la libre competencia sean los motores del crecimiento y la creación de empleo”. Aznar también ha asegurado que “la Unión Bancaria; el acuerdo de libre comercio con EE.UU.; el mercado único y la política energética común deben ser los pilares sobre los que se sustente la estrategia europea a largo plazo”.

Aznar, que acude por décimo año consecutivo a este prestigioso foro, ha hecho estas declaraciones durante su participación en un panel de debate sobre el empleo como vehículo para recuperar la competitividad en Europa. Durante su intervención ha insistido en que “la salida de la crisis en Europa va a ser liderada por la inversión privada, lo que no significa que el Estado no tenga un papel que jugar”. “El sector público debe alinearse con los intereses de la sociedad”, ha afirmado.

MÁXIMO COMPROMISO
En palabras de Aznar, “Europa tiene que encontrar nuevas fuentes de crecimiento y precisa del máximo compromiso político para encarar de forma inmediata y explícita los retos económicos que tiene planteados”. Entre ellos, ha citado economías endeudadas, poco competitivas y muy rígidas; una arquitectura institucional insuficiente que ha conducido a la fragmentación de los mercados financieros; y nuevos poderes emergentes que desafían el papel que ha jugado Europa en los últimos siglos.

Es por ello que “la Unión Europea necesita un anclaje estratégico y revisar sus objetivos a largo plazo”, evitando el “excesivo cortoplacismo”. En este sentido, ha señalado que los pilares que deben sustentar la estrategia europea son avanzar en la Unión Bancaria, con supervisión y mecanismo de resolución únicos y un fondo de garantía de depósitos paneuropeo; cerrar el acuerdo de libre comercio e inversión con Estados Unidos para revitalizar el liderazgo de ambas regiones; profundizar en el mercado único europeo; y consolidar una verdadera política energética europea.

Aznar ha afirmado que estos pilares “tienen el denominador común de haber sido ya fruto de consensos y acuerdos entre los países miembros”, y ha indicado la necesidad de “invocar a la voluntad política para implantarlos en toda su extensión”.

En esta edición del Foro Ambrosetti también han intervenido, entre otros, el primer ministro italiano, Enrico Letta; el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; la directora general del FMI, Christine Lagarde; el expresidente del BCE, Jean-Claude Trichet; los vicepresidentes de la Comisión Europea Joaquín Almunia y Antonio Tajani; el exprimer ministro italiano, Mario Monti; y el senador estadounidense John McCain.