Manuel Lagares: "La reforma fiscal tendrá un efecto muy positivo sobre la economía española en el próximo año"

05/09/2014

    _ Sexta edición de la Escuela de Verano del PP de Aragón

    _ Se hablará de fiscalidad, modelo de Europa, la influencia de la crisis en la sociedad española, la necesidad del debate constitucional y regeneración

La reforma fiscal acometida por el Gobierno de España tendrá efectos “muy positivos” sobre la economía española durante el último año. Es la previsión que realiza Manuel Lagares, el Catedrático de Hacienda Pública y Presidente de la Comisión de Expertos que redactó los informes que han inspirado la reforma fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy: “Se trata de una reforma importante, positiva y valiente. No nos valía con una reforma pequeña, necesitábamos una reforma de impacto fiscal profundo. Se empieza por el IRPF y es cierto que aún no se han tocado todas las teclas. Hay que seguir con medidas que afectan a otros impuestos que, como el de sucesiones, están muy vinculados a la financiación autonómica. Completarla queda para otro momento a partir del próximo año, pero la reforma fiscal tendrá efectos muy positivos sobre la economía en el próximo ejercicio”, considera Lagares.

Con la aplicación completa de la reforma, ha destacado Lagares, España queda en posición de superar los principales problemas de su economía. Para Lagares, estos son tres: la mala financiación de empresas y familias que genera un excesivo endeudamiento, el lastre de una estructuras de producción antiguas y la inadecuada asignación de recursos que genera un corto potencial de crecimiento. Esos problemas sólo pueden solucionarse con un sistema fiscal que garantice la equidad y elimine desigualdades para reducir la pobreza: “El desempleo es la primera causa de desigualdad en España y, por eso, crear empleo es la mejor forma de luchar contra la pobreza”, señala Lagares.

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA
Sobre financiación autonómica, y tras la conferencia de Lagares, ha departido en su ponencia Ángel de la Fuente, el director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA). Para De la Fuente, el sistema de financiación autonómica español ha funcionado siempre “a base de parches” y es “una especie de Frankenstein al que hay que meter mano. La pregunta es cuándo, pero las épocas de crisis son buen momento para acometer reformas”. El sistema de financiación autonómica, considera De la Fuente, tiene muchas disfunciones, pero una de las principales deriva de la actitud de muchas comunidades autónomas: “No son conscientes de lo que de verdad tienen. En una situación normal, si quieres gastar más, hay que incrementar impuestos, pero ahora piensan que siempre pueden ir a Madrid a pedir más recursos. Eso es peligroso porque se rompe la relación entre coste político y gasto público”.

El sistema actual de financiación, destaca De la Fuente, genera un grado de desigualdad excesivo: “Los españoles tenemos derechos y deberes idénticos, pero las anomalías que existen, y en especial la anomalía foral, hacen que algunos territorios puedan llegar a disponer de hasta el doble de financiación que otros”. Para De la Fuente, el problema no es la Ley; es la interpretación que se hace de la misma”: “La situación actual supone una clara violación del principio constitucional de igualdad. Hay que eliminar las complicaciones del sistema y quedarnos con el Fondo de Garantía y con otro que compense las desigualdades que pueda haber. Sobra la actual maraña de fondos. Si repartiésemos el dinero de otra forma, el resultado sería un sistema más igualitario y en el que no habría cambios en la ordenación de las regiones. No tiene ningún misterio: Hacen falta más estudios y menos peleas”.